domingo, 12 de octubre de 2008

AGUILA O GALLINA

Ciudad Bolívar, Miércoles 30 de Mayo del 2.007

Éxito o mediocridad……¿Cuál es la diferencia?
Por: Waldo Negrón

Quiero compartir con ustedes, una experiencia que suele narrarse en modernos y efectivos cursos de liderazgo que se dictan actualmente. Se trata de un campesino que realizaba una caminata por una montaña y de pronto, se encontró un nido de águilas reales, al lado del cual se encontraba la mamá águila real muerta. El campesino observó al águila muerta y se asomó a su nido, encontrando un huevo en su interior. El agricultor pensó: Si dejo el nido solo, no nacerá el águila, así que me lo llevaré para mi finca para ver si logro salvarlo entre las gallinas.

Efectivamente, el labrador se llevó el huevo cuidadosamente y al llegar a su finquita lo colocó en un nido donde una gallina empollaba unos huevos de gallina. El lugareño observaba todos los días a la gallina cuidando sus huevos y el campesino se preguntaba si nacería el águila y qué podría pasar cuando naciera. ¨Nacerá esa águila?. ¨Se comerá mis gallinas?, se pregunta el hombre del campo.

Poco tiempo después observó, con agrado, que todos los huevos dieron lugar a unos pequeños pollitos, incluyendo el pequeño águila. El lugareño estaba feliz con el alumbramiento, aunque conservaba sus temores sobre las relaciones futuras entre los polluelos. Para sorpresa del agrario, el águila se fue criando con los pollitos y repetía, exactamente igual, las conductas de los pollitos. No había diferencias en la conducta del águila, aunque su tamaño resaltaba sobre el resto.

Con los años el águila se hizo adulta y seguía repitiendo la conducta de las gallinas. El águila se creía gallina, caminaba como gallina, pensaba como gallina y actuaba como gallina, aunque tenía los atributos físicos de una poderosa águila real. Era una gallina, sin diferencia alguna con el resto de gallinas, excepto su tamañote, sus enormes garras y el poderoso pico, el cual era utilizado para comer gusanos y granos de maíz. Finalmente el águila murió como una gallina, sin que su conducta se diferenciara, en modo alguno de las gallinas.

Un águila Real, la misma que atemoriza cientos de animales, la que puede volar a miles de metros de altura, la de excelente visión, la que tiene poderosas herramientas para cazar y destruir sus víctimas, esa misma águila real, terminó viviendo y actuando como una simple gallina de una finca, por que se creyó una gallina!!!!! ¿Qué les parece respetados lectores?.¨Interesante verdad? Lo que plantea esta historia, tiene una gran similitud con las personas. Así como lo leen, con los mismísimos seres humanos. ¿Cuál es la relación? Muy sencillo. Existen millares, mejor expresado, millones de individuos que andan por la vida, actuando como gallinas, cuando en realidad están preparados para ser Aguilas Reales.

Los seres humanos estamos dotados de un cerebro espectacular, equipados con todos los elementos físicos, mentales y orgánicos para ser grandes personas, líderes exitosos, prósperos comerciantes, reconocidos profesionales o tal vez hombres de negocios, en fin volar muy alto como un águila real, pero millares se conforman con actuar como gallinas y se pasan la vida buscando gusanitos y comiendo pequeños insectos. Un verdadero desperdicio de talento y potencialidad humana.

De la misma forma que el águila de la historia, muchos seres desaprovechan sus oportunidades y no logran desarrollar sus inmensos talentos (encubiertos) para terminar con papeles mediocres y sin trascendencia en la vida. El gran reto del liderazgo moderno es tratar de generar en los seres humanos, algo indispensable, la reflexión suficiente y la ¨movida¨ del piso de tal intensidad, que les permita descubrir esa águila que llevan por dentro y dejen de actuar como gallinas.

No podemos ser indiferentes ante tanta gente actuando como gallinas cuando pueden ser hermosas águilas reales. La mediocridad es el resultado de nuestras convicciones. La gente alcanza resultados mediocres porque están persuadidas que no pueden llegar lejos, tienen la firme convicción en su yo interno, que no tienen condiciones para algo mejor y ante tal decisión cerebral, se produce la llamada profecía auto cumplida, terminan siendo mediocres.

Usted será lo que usted crea que es capaz de hacer. No hay sorpresas. Si se cree gallina, será una gallina. Es indispensable que rompamos esa limitación en la mente de los ciudadanos y les demos las herramientas, para liberar la poderosa águila que todos, absolutamente todos, tienen por dentro. Si logramos ¨destapar¨ ese poderoso motor interno que todos tenemos y la gente se convence que si puede, pues habrá miles de águilas surcando los aires de las empresas, organizaciones, entes de gobierno, sindicatos, comercios, juntas de vecinos, poderes comunales y cualquier institución donde hayan seres humanos.

Nuestra águila interna espera por nosotros. Soltémosla señores. Volemos alto!!!!!!

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. DIARIO EL PROGRESO - Copyright © 2003 - INFORMACION GENERAL: master@diarioelprogreso.com

5 comentarios:

Iesvs dijo...

excelente esta historia...

Rosa dijo...

En: El canto del pajaro. A. de Mello, Santander. 1982,pp 129-130. dice, que un ingeniero amigo del granjero, la hizo volar despues de tres intentos y volo tan alto que desaparecio de la finca.

Dios les bendiga siempre, les desea Rosa H. Rivera.

Rosa dijo...

En: El canto del pajaro. A. de Mello, Santander. 1982,pp 129-130. dice, que un ingeniero amigo del granjero, la hizo volar despues de tres intentos y volo tan alto que desaparecio de la finca.

Dios les bendiga siempre, les desea Rosa H. Rivera.

ELIO HERNANDEZ dijo...

GRACIAS POR ESA HISTORIA ES INCREIBLE, HAY MUCHAS VERSIONES DE ESTA HISTORIA, PERO EN ESTA EL AGUILA MUERE, Y AUNQUE EN LAS OTRAS EL AGUILA LOGRA VOLAR, AUN ASI HAY MUCHAS AGUILAS QUE AUNQUE VIVEN ESTAN MUERTAS EN VIDA,,GRACIAS MIL!!

ELIO HERNANDEZ dijo...

EN ESTA HISTORIA EL AGUILA MUERE, PERO IGUAL ES HERMOSA, EN LA OTRA HISTORIA EL AGUILA VUELA, PERO IGUAL AUNQUE EL AGUILA NO MUERE HAY MUCHAS AGUILAS MUERTAS EN VIDA, FELICIDADES! ES HERMOSA HISTORIA!!